“”

Lo que debes saber sobre el Growth Hacking para el 2019

No son pocas las personas que al escuchar el término “Growth Hacking” asumen erróneamente que se trata de alguna práctica oscura o ciberdelito. En realidad, el Growth Hacking consiste en sacarle el máximo partido a la creatividad, el pensamiento analítico y las redes sociales para vender productos o servicios, aumentar la tasa de conversiones y conseguir otros objetivos similares, por lo tanto, el Growth Hacking se enmarca en el ámbito del marketing digital y su éxito radica en el dinamismo y la optimización eficaz de los recursos monetarios para la consecución de las metas planteadas.

Durante todo el año el 2018 y a las puertas del 2019, el Growth Hacking ha evolucionado conjuntamente como el marketing digital en su totalidad. Las empresas que cuentan con profesionales en esta área denominados “Growth Hackers” están siempre abiertas a la innovación, precisamente porque el Growth Hacker sabe cómo diseñar y mejorar estrategias que permitan identificar la ruta más eficiente para el crecimiento de un negocio minimizando al máximo la inversión con respecto a las estrategias de marketing tradicionales.

Las técnicas más empleadas y que al parecer seguirán haciendo eco durante el 2019 se basan en el análisis detallado de cada acción a realizar, el estudio constante de las tendencias del marketing digital, así como los comportamientos de los usuarios para medir y tomar decisiones.

La creación de contenido viral que se propague rápidamente y que al mismo tiempo agregue valor seguirá siendo la táctica maestra, en este punto, la realización de concursos y encuestas en las que los usuarios deban compartir una publicación o emitir comentarios fomentará la consolidación de una comunidad alrededor del negocio. Sin dudas, son métodos que funcionan muy bien a corto plazo creando un crecimiento exponencial

Bien, ahora que ya hemos visto a grosso modo cuales son las principales funciones de un Growth Hacker y se han puntualizado las tendencias más generales con vistas 2019, veamos detalladamente cómo se debe canalizar el flujo de trabajo para no perder de vista los objetivos organizacionales.

¿Por dónde comenzar?

  • Define métricas 

Las métricas son el termómetro de nuestras acciones. Si el cambio y las innovaciones  no funcionan, el crecimiento del negocio puede verse afectado, así que ten en cuenta las 4 métricas que a continuación te explicamos para no morir en el intento.

    1. Adquisición  

  ¿De dónde provienen los usuarios?

Este es el primer punto de contacto de un usuario con el sitio web. Es  importante ver el origen del tráfico para intuir quienes tienen la mayor probabilidad de convertirse en clientes potenciales y luego en clientes satisfechos.

    1. Activación

  ¿Qué porciento tiene una primera experiencia  positiva?

La activación es la fase en la que los visitantes perciben el valor del producto y realizan las acciones que definidas para lograr convertir (suscribirse al blog, acceder a versión de prueba gratuita o descargar de algún material)

La conversión de esos visitantes en clientes reuniendo su información de contacto es la divisa más valiosa para los profesionales del marketing digital.

    1. Retención

  ¿Los clientes son recurrentes?

Según el sector o modelo de negocios, la retención puede tener varios significados pero en sentido general se trata de ver si los clientes regresan a tu sitio ¡A por más!

    1. Recomendaciones

  ¿Recomiendan tu producto o servicio a sus amigos y familiares?

Si las visitas a la página de destino aumentan en un 20 %, por ejemplo, pero si solo 1 se convierte en cliente activo, todavía es insignificante, por ende, conducir a los clientes fidelizados a la fase de referencias para que puedan recomendarte a otros tendrá un impacto significativo en el crecimiento del negocio.

  • Ensaya y experimenta

Tal y cómo habíamos visto al inicio, este es el plato fuerte del profesional del Growth Hacking. Ahora que ya tienes las nociones básicas sobre las métricas en función de las acciones que vas a realizar, siéntete seguro y define objetivos y plazos claros y específicos para cada experimento que realices.

  • Analiza el rendimiento de tus experimentos 

El propósito es generar un crecimiento rápido y estable para la organización, y no lo lograrás a menos que identifiques los experimentos que realmente tienen un impacto, se trata de determinar su éxito o su fracaso.

Si has llegado hasta aquí tal vez seas un Growth Haceker y no lo sabías o quizá hayas descubierto que tienes el potencial para aventurarte y probar. Si te apasiona el marketing digital pero no te gusta seguir reglas convencionales para hacer las cosas. ¡No lo pienses más! y ponte en modo “Growth Hacking”

Yuplace & Co.

“El Arte del Inbound Marketing”

Partnership